miércoles, 5 de febrero de 2014

El Corte Inglés: una ciudad de siete plantas comerciales


El Corte Inglés es la cadena comercial más emblemática y próspera de España y su nombre se ha transformado en un signo de calidad a través de la satisfacción y la perdurabilidad de su clientela más fiel y consecuente.

Para muchos el final del año significa una oportunidad para dejar atrás lo que no ha salido del todo bien a lo largo del año anterior y la posibilidad de comenzar un año nuevo con las expectativas propias de los buenos deseos y de las necesidades, tanto personales como familiares.
Para los que vivimos en Málaga, el final del año no sólo nos da la oportunidad de percibir todas esas sensaciones sino, también, de disfrutar de las iniciativas que nos brinda la ciudad, abocada a celebrar las fiestas con la luz y el calor que vestirán y abrigarán tantas esquinas agradecidas a sus tradiciones.
Así las calles comienzan a surcar la ciudad en un idilio de brillos, colorido y actividades que entibian el invierno malagueño con respuestas inherentes a las buenas ideas y a las diferentes capacidades culturales implicadas en los proyectos.
La Avenida Andalucía de la ciudad de Málaga es una extensa vía que nace en el Puente de Tetuán, sobre el río Guadalmedina, como continuación de la Alameda Principal, en el distrito centro de la ciudad que recae en manos de la encantadora concejala Gemma del Corral Parra. El sol baña a destajo la avenida, la rotonda se bifurca en brazos de hileras interminables de coches, las flores se cuentan de a miles sobre las barandillas del rio y, desplegando la imponencia de su estructura, sobre una de las aceras, se levanta el centro comercial más representativo del país, con el sello inconfundible de una trayectoria de años, un sello asociado a la prosperidad y a la solvencia, con el respaldo de una historia que la sume en una posición de la que no muchos se pueden enorgullecer, un orgullo que habla de pequeños inicios y de muchos sacrificios ligados a fuertes determinaciones que hoy lo convierten en uno de los más importantes y poderosos referentes comerciales de España y Portugal: El Corte Inglés.

Una cadena comercial con vida propia
Cuando llegas a Málaga, lo que más te atrae es la disciplina de su crecimiento a través de los más de treinta años que lleva físicamente erguido en la ciudad; la rectitud de sus perfiles impone y muy pronto te dejas tentar por la curiosidad de querer conocer el secreto de tan productiva longevidad. Es entonces cuando atraviesas sus enormes puertas acristaladas.
Dentro, te sorprende un cielo de luces blancas; la vida discurre a través de extensos pasillos plagados de ofrecimientos, de expositores atiborrados de sugerencias útiles, de murmullos afables, de saludos, encuentros y de vendedoras cuya disposición te adentra en una provechosa y vasta versatilidad de soluciones.
Entrarás en El Corte Inglés y sabrás que ese día, de manera ágil y sin alternar el domicilio, podrás llevar la exigencia de tus planificaciones a buen término.

En persona
Llevo casi diez años trabajando entre sus paredes y las experiencias contadas por tantas voces amigas nunca dejan de sorprenderme. Es admirable toparte en cada esquina de los pasillos, en cada peldaño de sus escaleras mecánicas o dentro de las generosas y amenas zonas de descanso o vestuarios, con compañeras de trabajo que relatan sus vivencias y situaciones de las que han aprendido tanto y que transmiten a quienes han entrado detrás de ellas.
En esta difícil época que le toca vivir al país, es elogiable que El Corte Inglés, un imperio comercial de tamaña envergadura, siga creciendo, ampliándose, adhiriendo firmas y empresas en su haber y, al mismo tiempo, siga aumentando su plantilla, lo que no sólo inspira respeto y aspiraciones de inserción en una sociedad sedienta de estabilidad, sino también confianza entre tantas otras empresas dispuestas a compartir con ella el pretencioso fruto de sus esfuerzos y sus logros.

Calidad, servicio, surtido, especialización y garantía
El Corte Inglés expone su compromiso mediante estos cinco pilares fundamentales que cumplirá en su atención diaria de cara al cliente. Para ello cuenta con un personal cualificado que no sólo lo acompaña desde hace tantos años, sino que le ayuda a recibir y preparar personal nuevo imprimiéndole, en su conducta, la misma política laboral de tantos años.
De esta manera, el cliente se encuentra con una  amplia gama de servicios destinados a acaparar su comodidad y necesidades.
-Hoy por la mañana me encontraba aturdida de compromisos por cumplir- me comentaba una de nuestras clientas, en esos días en los que la introducción a la venta diaria se transforma en “psicología personal”- no tenía mucho tiempo y sabía que debía comprar juguetes y videojuegos para regalar en Navidad a mis nietos, completar los ingredientes para la comida del almuerzo, tenía que revisarme la vista, cambiar el contrato de mi teléfono móvil, llevar a acortar las mangas de una chaqueta, renovar el carnet de conducir, me había comprometido en ayudar al menor de mis nietos en sus tareas y debía conseguir folios blancos y lápices de colores, tenía que peinarme para una reunión que tendré aquí mismo, en la cafetería; comprar flores para una de mis amigas que cumple años, llevar a la tintorería un abrigo de la temporada pasada y elegirme un sweater bonito para combinar con un pantalón de lana. Además estaba encaprichada con comprarme un nuevo libro y regalarle al mayor de mis nietos una película de video. Cuando salí de casa pensé que el tiempo no me alcanzaría- dijo sonriente, para agregar de inmediato- entonces entré a El Corte Inglés y conseguí, no sólo lo que necesitaba, ¡sino que, incluso, me ha sobrado tiempo para visitar la exposición de pinturas en  Ámbito Cultural!
Yo sabía que era cierto porque a todos estos departamentos de servicios se suman otros tantos y las celebraciones que se realizan en fechas ocasionales, como presentaciones literarias, exposiciones gráficas, desfiles de moda, conciertos de música en vivo y talleres de bricolaje y gastronomía, entre tantos, y que acercándose la Navidad se vuelven luminosos, afables y notablemente atractivos, convirtiendo este enorme centro comercial en uno de los puntos de venta ineludibles para el turista que llega a España y en una ciudad donde la familia y los amigos, a lo largo de sus plantas, se congregan día a día en la más exquisita satisfacción de su ocio y necesidades.


http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2013/12/28/nosotros/NOS-06.html






No hay comentarios:

Publicar un comentario